Japonesismos entre Acapulco y Sevilla: sobre biombo, catana y maque

  • Juan Antonio Frago Gracia Universidad de Zaragoza

Resumen

Los avatares Izistóricos, cualesquiera que sean, suelen dejar su impronta en el léxico, todavía más si están relacionados con una actividad comercial tan duradera como la que liga al Extremo Oriente con Acapulco, principalmente, pero también con otros puerros del Virreinato del Perú. Junto a las manufacturas exóticas llegaron sus nombres no menos extraños (malayos, tagalos, chinos, japoneses, etc.), algunos de los cuales arraigaron en el español americano, se popularizaron y redundaron en la polisemia y el cambio semántico.Se trata. aquí de seguir la pista documental a tres japonesismos (biombo. catana. maque). a propósito de su atestiguación en tierras americanas y de su irradiación desde el puerro mexicano del Pacífico hacia áreas sudamericanas y. operando el trasvase a Veracruz, hasta las costas andaluzas, con el obligado contacto antillano de la Carrera de Indias. Muchos usos actuales de las tres referidas palabras tienen no poco que ver con aquellas viejas trayectorias mercantiles, tanto las de carácter interamericano como las que se desarrollaron entre Nueva España y la metrópoli.    
Compartir
Cómo citar
Frago Gracia, J. (1997). Japonesismos entre Acapulco y Sevilla: sobre biombo, catana y maque. Boletín de Filología, 36, Pág. 101-118. Consultado de https://boletinfilologia.uchile.cl/index.php/BDF/article/view/21491/22788
Sección
Artículos
Publicado
1997-01-01